UPyD

Análisis del Entorno Político y Social de España

_marianorajoy_5c50e62a

Principales problemas políticos, sociales y económicos

De cara a las elecciones generales de este año, presento a continuación un listado de los principales problemas que se tienen en España, esto según la percepción de la gente revelada en los más recientes estudios “Barómetro” del Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS) de España:

1.- El paro
2.-Corrupción y fraude
3.- La economía del país
4.-Los partidos políticos y los políticos en general

Percepción social. CIS octubre 2014:

Captura de pantalla 2015-02-03 a la(s) 19.03.58.png

Según la Encuesta de Población Activa (EPA), el año 2013 terminó con cerca de 5’896,300 de personas en el paro (26.03 % de la población activa). Esto indica que se produjo la primer reducción interanual desde 2007, pero no se debió a la creación de empleo sino a la pérdida de la población activa (más de 267,900 personas). A dos años del gobierno de Rajoy se habían perdido más de un millón de ocupados.

Además de la crisis de empleo que no ha tenido mejoras trascendentales desde que inició el paro en 2011, la desafección política ha tenido a su vez un notable aumento. Es evidente que los ciudadanos españoles buscan un cambio eficaz y honesto para hacer política.

Los partidos políticos pierden cada vez más credibilidad y la economía del país no muestra mejoras sustanciales. Hay crisis y el actual gobierno no ha sabido revertirla de raíz.

 Descripción del sistema político español

En las elecciones de 1982 fue la primera vez que en España el Partido Socialista Obrero Español (PSOE), logró una mayoría absoluta a nivel nacional. Asimismo, se tuvo en este periodo la participación electoral más alta por parte de la ciudadanía (80%), lo que sin duda representa un hito en la política española.

Durante ese mismo periodo electoral fue cuando el partido Unión de Centro Democrático (UCD), luego de diversos conflictos internos pierde las elecciones ante el avasallante triunfo del PSOE. Esta derrota y pérdida de poder político eventualmente hizo que el UCD se disolviera para el año de 1983. Lo anterior trajo consigo una polarización más fuerte entre los partidos dominantes de izquierda y derecha en España que en ese entonces eran el PSOE y el PP (Partido Popular) respectivamente, puesto que la base electoral de la UCD nutrió de militantes a ambos partidos líderes.

En el 2011 se suscita el clímax de la crisis financiera global en España. En las elecciones de noviembre de 2011, se cumple lo que diversas encuestas venían pronosticando en los últimos años: la alternancia de voto a favor del PP a raíz de una alarmante caída de simpatizantes del PSOE. En 2010, con el contexto de la huelga general, se acentuó el porvenir de la alternancia. Fue en el mes de mayo cuando el desgaste del PSOE se convierte en desplome político con una perdida de entre 10 y 20 puntos. Para ese año la imagen positiva de Zapatero no rebasaba los 8 puntos de aprobación, al mismo tiempo que la desconfianza a su gobierno ascendió hasta el 80%.

En principio lo que sucedió claramente en las elecciones de 2011 fue una mayor movilización electoral como sucede por lo general cuando habrá alternancia partidista. Otro fenómeno que se presentó es que no hubo un incremento importante en los simpatizantes del PP, sino que más bien el PSOE se desplomó de la preferencia electoral de los españoles. Y finalmente, gracias a la pérdida de electores del PSOE se produjo una mayor fragmentación de voto a favor de los partidos menores (UPyD e IU).

Lo que sucede en 2011 es que llega el PP con un liderazgo eclipsado, ante un escenario de desafección política altísimo en donde el 85% de los españoles calificaban negativamente la política y el 89% evaluaban negativamente a la economía del país.

El escenario para 2014 en las estimaciones del barómetro de octubre es parecido, se cuenta aún con un contexto social de alta desafección política y el ciudadano sigue sin percibir oportunidades laborales en el gobierno de Rajoy.

En cuestión de partidos, se vive un fenómeno distinto en donde “Podemos” (un partido que a penas se fundó el año pasado) de acuerdo al estudio barómetro de enero de éste año, es actualmente la segunda fuerza política del país:

Captura de pantalla 2015-02-04 a la(s) 15.22.59.png

De lo anterior se puede estimar un escenario electoral muy cerrado entre Podemos, el PP y el PSOE para las elecciones de este año. Lo que habrá que analizar y desde hace tiempo ya es tema de debate en este país, es el fenómeno que realmente representa Podemos, ya que sin duda este partido ha sabido mover las fichas del juego a su favor para crecer tan rápidamente. Además, cabe en toda posible sospecha que éste pueda llegar a ser un movimiento que con máscara populista pudiera después llegar a caer en la misma ineficacia partidista de los últimos gobiernos en turno, en fin, la última palabra se tendrá en el cierre electoral.

Gladys Fabiola Pérez Martínez.
Guadalajara, Jal.
Twitter: @glaperezm

Bibliografía

Del Campo, Selustiano. Tezanos, José. España, una sociedad en cambio. Fundación Sistema.

Llera, Francisco. Las elecciones del 2011 en España: Cambio de ciclo político en un contexto de crisis. Universidad del País Vasco.

Barómetro CIS 2014. Indicadores de percepción de problemas principales en España. Liga de internet: http://www.cis.es/cis/export/sites/default/-Archivos/Indicadores/documentos_html/TresProblemas.html

Ficha técnica del Barómetro CIS de octubre de 2014. CIS. Liga de internet: http://www.cis.es/cis/opencms/ES/11_barometros/indicadores.html

El País. Noviembre 2014. Intención de voto según la encuesta del CIS. Liga de internet: http://elpais.com/elpais/2014/11/05/media/1415190892_204546.html

Anuncios